Adivinar el final del artículo anterior fue pan comido

Xavier Bosch cumple la promesa

Como podemos imaginar, no es fácil luchar contra el compromiso real adquirido. Creo que debe ser la prueba más clara de lo que somos capaces (en positivo me refiero), cuando nos comprometemos de verdad, nada ni nadie nos para… ni la razón.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s