Carta a un Zombie

Ayer, 14 de Abril, descubrí que los zombies existen.

No soy un adolescente fan de crepúsculo y todo eso, pero puedo afirmar que los zombies, los muertos vivientes, existen.
Ayer, 14 de Abril circulaba en coche, mi mujer y mi hija pequeña por la C-55 para disfrutar de una paella con amigos. Al iniciar un doble carril adelanté un todo terreno que circulaba a 80 km por hora y justo superarlo cerré a derecha y dejar el carril del centro libre (siempre hay que circular por la derecha).
El zombie apareció como todas las apariciones, de golpe e inesperado. Le vi por el retrovisor lateral de mi derecha, rectifiqué el volante de forma refleja y así le abrí de nuevo espacio suficiente para pasar. Nos adelantó una moto, blanca y azul entre los dos coches por el hueco que yo cerraba y acerté a volver a abrir.
No sé a cuanto circulaba, 160, 170 o 180. Si lo cuenta mi hija, solo alcanza a hacer FFFFFFFUUUUUUUUUU.
Grité de rabia y me saltaron las lágrimas. 300 kilos a 180 km/h son mucha energía. Mil imágenes pasaron por mi cabeza. Pensé en mi hija menor y su sonrisa. Pensé en mi hija mayor en casa de su amiga y que podía haber quedado sola para el resto de su vida.
He dudado si escribir este artículo, mi implicación me ha empujado a ello.
Lo que cuento aquí es tan cierto como que existe hoy.
Ayer, 14 de Abril sobre las 13:00 en la C-55, variante de Suria hacia Cardona después del último túnel una moto blanca y azul. Detrás otra más bien roja.
Quise pensar que fue un error, montado en su confianza y en la potencia de la poderosa máquina, el conductor se equivocó, le vería las orejas al lobo y que rectificaría. Luego me contaron que carretera arriba seguían igual, lo que me lleva a decir, motorista eres un zombie.

Eres un muerto viviente. Y aunque no lo sepas me debes tu vida. Debes tu vida a mis reflejos y no, como te piensas, a tu pericia. Vives solo por inercia y si no das un giro a tu conducta, muy allá no llegarás. Si sigues así, tu vida está ya en el tiempo añadido, en el tiempo de descuento.

No creo que llegues a leer esto, aún así, si alguien al leer esto lo reconoce por las señas dadas, dadle un toque, posiblemente, hoy, estéis aún a tiempo, pero id deprisa, que por mucho no será.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s